Promociones

Le Chandelier

En esta sección exponemos todas las ofertas vigentes que tiene Le Chandelier, mostrando con detalle todas las condiciones que aplican a cada una.  Asimismo adjuntamos un formulario para que pueda adquirir uno de nuestros magníficos certificados de regalo.

Cena Gourmet gratis para dos

Cena Gourmet gratis para dos

Esta promoción está diseñada para dar a conocer nuestros platos gourmet, recompensando a la vez la preferencia de los clientes que nos visitan.  El premio consiste en una CENA GOURMET, para dos personas la cual incluye: una entrada fría, una entrada caliente, un plato fuerte y postre para cada uno.  Es un único premio que se sortea mes a mes entre los clientes que nos hayan visitado en ése período de tiempo. Los ganadadores se anuncia por correo electónico y a través de nuestra página de Facebook.  Las restricciiones son las siguientes: 

- Aplica unicamente para clientes que visitan el restaurant y consumen platos de nuestro menú.
- Para participar el cliente debe llenar un pequeño formulario donde brindará su nombre, correo y número teléfonico.
- No aplica para el menú ejecutivo.
- No incluye bebidas de ningún tipo.
- No aplica en combinación con ninguna otra oferta del restaurante, tarjetas, cupones o descuentos.


La vigencia de esta oferta es por todo el año 2018.




30% DE DESCUENTO CON DAVIVIENDA

30% DE DESCUENTO CON DAVIVIENDA
Aprovecha esta sensacional promoción que dura TODO EL AÑO.  Exclusiva para tarjetahabientes de DAVIVIENDA.

50% DESC. CON CAJA DE ANDE

50% DESC. CON CAJA DE ANDE
Al pagar con sus tarjetas de Caja de ANDE obtenga un 50% de descuento en un menú especial.
Una entrada a seleccionar, un plato fuerte a seleccionar, un postre a seleccionar, una bebida a seleccionar.
Precio Regular: ¢26.076 - Precio de Promoción: ¢12.600.

Entrada: Ensalada mixta Le Chandelier o crema de espárragos.
Plato fuerte: Pechuga de pollo napolitana o punto de lomito jalapeña o trucha meuniere.
Bebida: Té fríos, natural o gaseosa.
Postre: Mousse de fresas y maracuyá o flan de coco.

Aplica únicamente para el menú detallado anteriormente.
No aplica en fechas especiales. ( día de la madre, día del padre, día de los enamorados, entre otros).

MENÚ ESPECIAL AFILIADOS CAJA DE ANDE

MENÚ ESPECIAL AFILIADOS CAJA DE ANDE
Ahora podrás disponer de este sensacional menú a un precio muy especial.  Incluye:

- Una ensalada Mixta Le Chandelier
- Un plato fuerte a escoger entre:
  Filete de Trucha Meuniere o 
  Medallón de Lomito con salsa de hongos.
- Un mousse de fresa y maracuyá.

Guarniciones y bebida natural por sólo: ¢12,000 Impuestos incluidos.

SCOTIABANK FOOD LOVERS

SCOTIABANK FOOD LOVERS

Certificados de regalo

Nuestros certificados de regalo están ahí para que usted pueda regalar un momento de felicidad gastronómica a sus amigos o su familia.  Nuestro equipo en LE CHANDELIER se compromete a  crear una velada inolvidable para las personas que nos van a visitar con los CERTIFICADOS DE REGALO LE CHANDELIER. 

Los cupones son válidos por un año a partir de la compra. No son reembolsables y el valor adquirido es fijo.

Para adquirir un certificado, favor llenar el formulario adjunto a la imagen.  Uno de nuestros colaboradores se estará comunicando con usted a la mayor brevedad para definir detalles de cobro y entrega.


Nombre
E-mail:
Teléfono
Valor

Recetas del Martes a Martes anterior

Recetas del Martes a Martes anterior

¿Sabías que la cocina francesa es considerada como "Patrimonio intangible de la Humanidad"? 

De Martes a Martes fue una exitosa promoción creada con el fin de introducir y cultivar al público con recetas clásicas y muy prácticas de la cocina francesa y europea.  Durante su vigencia ofrecimos 16 platillos con dos acompañamientos y vino por un precio increíble.

Como parte de la promoción, se publicaron en el sitio las recetas de cada uno de los platos ofrecidos, para que nuestros clientes y amigos pudieran practicarla en casa. 

A pesar de que la oferta concluyó, decidimos mantener las recetas por si se les antoja en algún momento practicarla en casa e impresionar a familia y amistades.  Buen provecho!

Claudio Dubuis


En esta receta aprenderás a realizar un pechuga de pollo asado al horno con una deliciosa salsa con mostaza Dijon. Esta mostaza tiene un sabor fuerte y es muy aromática, entre sus ingredientes se encuentra el vinagre el cual le aporta mucho sabor al pollo.

Ingredientes para 2 raciones de Pollo a la mostaza Dijon:
1 Unidad de Pechuga de pollo doble
1 Cucharadita de Sazonador de Pollo
sal pimienta
Salsa Dijon
2 Cucharadas soperas de Mostaza Dijon
1 Unidad de Cebolla blanca
1 Diente de Ajo
100 Mililitros de Crema de leche (½ Taza)
50 Mililitros de Vino blanco
1 Cucharada sopera de Aceite de oliva
1 Pizca de Sal
1 Pizca de Pimienta
Pasos a seguir para hacer esta receta | 20 minutos
1
Antes de realizar esta receta, el primer paso es alistar todos los ingredientes.
2
En una refractaria añadir la pechuga de pollo entera y condimentar con sal, pimienta y sazonador de pollo. Llevar al horno a 200º C. durante 15 minutos hasta que el pollo este dorado.
3
Para la salsa, en un sartén con aceite de oliva añadir la cebolla finamente picada y el ajo, sofreír a fuego bajo hasta que la cebolla este blanda.
4
Añadir la mostaza Dijon, y cocinar un minuto más. Agregar el vino blanco, esperar a que el alcohol evapore y de inmediato añadir 100 ml de caldo de verduras y esperar a que hierva.
5
Finalmente agregar la crema de leche y cocinar a fuego bajo hasta que la salsa espese. Revolver constantemente y rectificar el sabor con sal y pimienta.
6
Una vez salga la pechuga salga del horno, dividir por la mitad y cubrir con la salsa Dijon. El pollo a la mostaza Dijon es ideal para la hora del almuerzo acompañando con una ensalada o unas verduras salteadas. Si te ha gustado esta receta, tienes algún comentario o inquietud, danos tu opinión.

 

BLANQUETTE DE VEAU À L'ANCIENNE O BLANQUETTE DE TERNERA

Esta receta estaba en mis pendientes y es que la BLANQUETTE DE VEAU À L'ANCIENNE O BLANQUETTE DE TERNERA, es una receta que mi madre hacía muchas veces en casa. Una receta muy interesante, pues lleva  varias técnicas distintas en ella. Una receta de la cocina tradicional francesa. 

Es una pena, que este tipo de recetas hayan pasado de moda y no se encuentren tan fácilmente como antes. Son guisos muy interesantes y por supuesto deliciosos.

Las Blanquettes se caracterizan por ser cocciones en blanco, o sea que estas carnes no se doran en grasa, si no que se hierven en un caldo, que luego sirve para confeccionar una salsa Velouté, hecha con el caldo de cocer la carne, a la que se le añade ésta una vez cocida. 

Es parecido al "Fricassée", otro cocido al blanco, normalmente de piezas de pollo o caza, pero con la diferencia de que la carne no se cuece en caldo, si no en mantequilla sin llegar a dorar. 

Pero vayamos a la Blanquette. Una cocción tradicional francesa, quizás la mas conocida antiguamente y de un sabor fino y suave.

 

BLANQUETTE DE VEAU A  L´ANCIENNE 

Ingredientes (Para 4 personas):

800 g carne de ternera bien pulida y tierna en trozos

1 puerro

1 zanahoria

1 hoja laurel

una ramita de tomillo

500 g champiñones

500 g cebollas pequeñas (de platillo)

80 g mantequilla

60 g harina

200 ml de crema de leche

3 yemas de huevo

3 cucharadas zumo de limón

sal, pimienta blanca

un pellizco de nuez moscada 

Blanquear la carne: hervir en agua que la cubra generosamente durante 3 minutos. Colar y reservar.

Limpiar la olla de posibles residuos, echar la carne, el puerro a trozos, la zanahoria a rodajas, el laurel, el tomillo, sal y unos granos de pimienta. Cubrir de agua y dejar hervir hasta que esté cocida. Desespumar cada vez que sea necesario. No poner sal.

Mientras, pelar las cebollitas y hervirlas en una cacerola hasta que estén cocidas. Colar y reservar.

Limpiar los champiñones y bañarlos en agua, sacar los tronquitos por un lado y reservarlos con agua y unas gotas de limón. Por otro lado cortar los capuchones en cuatro o en mitades (según el tamaño)

Hervir los capuchones de los champiñones en un poco de agua con unas gotas de limón, hasta que estén tiernos , colar y reservar.

Cuando la carne ya esté cocida y blanda, colar y reservar el jugo, manteniéndolo caliente. Desechar las verduras, hierbas y especias. Limpiar los dados de carne de posibles residuos con agua. Reservar.

Rehogar en mantequilla los tronquitos de los champiñones laminados, dejar rehogar sin que lleguen a dorar, añadir la harina y hacer un roux blanco: con un batidor rehogar la harina hasta que esté cocida pero no dorada (esto es el roux, no importa que tenga los trocitos de champiñón). En este punto, añadir el caldo caliente, cucharón a cucharón, removiendo sin cesar después de cada adición, hasta conseguir una salsa espesa y fina: ésto es la salsa velouttée.

Añadir a la salsa los cubos de carne, las cebollitas y los champiñones reservados y dejar cocer todo junto, una media hora a fuego muy suave, poniendo la sal y pimienta blanca necesaria. Pasado esos 30 minutos, apartar del fuego.

En un bol batir las yemas de huevo, la nata y el zumo de limón. Cuando consigamos una crema bien consistente, añadirlo al guiso.

Solo se podrá calentar, pero no puede llegar a hervir, pues si no, se cortaría la salsa.

Servir caliente


TRUITE GRILLÉ SAUCE AUX AIRELLES


Trucha en salsa de arándano

Ingredientes: 

100 gramos de azúcar

1 hojas de laurel

1/2 litros de jugo de naranja natural

El jugo de 1/2 de limón

1 chorrito de vinagre balsámico

Pimienta negra molida

Fécula de papa diluida en un poco de agua

1 chorrito de triple sec o licor de naranja

50 gr de arándanos frescos

1 vasito de crema dulce 

6 buenos filetes de truchas sin espinas

 

Preparación: 

  • En una olla colocar el azúcar y el laurel y dejar caramelizar. 
  • Una vez listo el caramelo agregar el jugo de naranja y el de limón. Dejar hervir hasta que se haya desecho el azúcar. 
  • Agregar vinagre, sal y pimienta. 
  • Añadir la fécula hasta espesar un poco, con cuidado de no espesar tanto como para obtener un atol. 
  • Pasar la mezcla por un colador. 

Agregar los arándanos  y la crema dulce

Dejar hervir unos minutos y listo 

Los filete de truchas  solo sal pimienta y freír en un sartén bien caliente con poquito de mantequilla y aceite de oliva  no muy cocido para que no se sequen.

 

¡Cualquier consulta estoy para servirles!

 

Claudio Dubuis

Chef

 

 

 

 


BOEUF STROGONOFF




Los ingredientes (para 2 personas)

450 gr. de carne de lomito de res,
1 cebolla,
100 gr. de champiñones,
1 pepinillo al vinagre cortado en juliana , tiritas muy fina
25 gr. de mantequilla,
75 ml. de crema dulce,
1 copita de coñac
1 buena cuchara de mostaza de Dijon
1 cucharadita de paprika dulce
unas gotitas de salsa picante para realzar ya que aquí no conseguimos esta paprika
Húngara que es mucha mas aromática con tendencia a un ligero y agradable picante
sal, 
pimienta
aceite de oliva virgen extra.
mantequilla

La preparación:

El primer paso de esta receta es elegir un buen corte de carne de lomito.
bien tierna y con poca fibra, ya que es un plato que no requiere demasiada cocción
Una vez tenemos el filete, lo cortamos a tiras de unos 5x2x2 cm. y reservamos.
Mientras, pelamos y cortamos la cebolla en trozos pequeños y la sofreímos en una
sartén con la mitad de la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
Atención con el fuego. No se debe quemar ni la cebolla, ni la mantequilla.
Cuando la cebolla esté dorada, le añadimos los champiñones limpios y cortados a
dados pequeños y el pepinillo . Dejamos sofreír de nuevo y reservamos. En la misma
sartén, ponemos la mantequilla que nos queda y dejamos que la temperatura suba. En
el momento que la mantequilla derretida espumee, vamos friendo en ella las tiras de
carne. Con el fuego fuerte y no todas de golpe, para que doren. Vuelta y vuelta, agrgar
la paprika y reservamos. Sellada por fuera y jugoso por dentro.
Una vez la carne está dorada, la volvemos a introducir en la sartén junto con el sofrito.
Salpimentamos. Añadimos ahora la mostaza, el coñac, la crema y mezclamos bien,
dejando reducir unos minutos. Ya solo nos quedará emplatar.

La degustación:

Este es un plato cuyo origen se atribuye al cocinero de un famoso militar ruso, Pável
Aleksándrovich Stróganov, general adjunto del Zar Alejandro I de Rusia. Ha llovido ya
desde entonces: corría nada menos que el año 1890 cuando este guiso fue elaborado
en una competición de cocina en San Petersburgo, aunque lo más probable es que no
fuera ninguna novedad por aquella zona el mezclar crema agria y/o yogurt en guisos
de carne. Introducido en Francia donde fue un éxito .
La nata o crema agria es un producto muy común en todo el norte y este de Europa. Se
diferencia básicamente de la crema dulce (desde la más espesa a la líquida) por una
incipiente fermentación láctica que le da un toque ácido muy agradable.
Un spazli, una pasta o un buen arroz quedan muy bien con este plato, sin olvidar un
vino tinto robusto .

Cualquier preguntas estoy a sus ordenes

Claudio Dubuis

Escalope Viennoise

 

Deliciosos filetes de ternera rebozados, servidos con una salsa de mantequilla y limón.



Ingredientes (Para 4 personas):
 

4  Steak de posta de ternera cortada y aplastadas muy finamente

Harina

1  Huevo

Pan rallado le puede agregar hierbas de provincia y condimento

120g  de  Mantequilla

6 cucharadas de Aceite

2 cucharadas de Zumo de limón

4 gajos de  Limón

4 ramilletes de Perejil (decorativo)

Sal

Pimienta

Preparación: 

Haz múltiples incisiones en la ternera con la punta del cuchillo para que la carne no se arquee al freír.

Envuelve la ternera con film transparente y golpéala con el mazo hasta que tenga 3 milímetros de grosor.

Salpimentar la carne.

Prepara tres platos uno con huevo batido y un chorrito de leche, otro con harina y otro con pan rallado.

Pasa la ternera por la harina y retira el exceso.

Moja la carne en el huevo batido y posteriormente por el pan rallado.

En una sartén calentar aceite a fuego medio.

Añadir 40g de mantequilla y freír la carne.

Dar la vuelva para que se dore por ambos lados y poner en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Calienta 80g de mantequilla en la sartén a fuego medio.

Añade una pizca de sal y el jugo de limón y mezclar.

lleva la mezcla a ebullición y retira del fuego cuando empiece a hervir.

Colocar la ternera en un plato y verter la salsa por encima.

Adornar con perejil y gajos de limón.

BUEN PROVECHO!

Claudio Dubuis


BOEUF BOURGUIGNON

Ingredientes (para 6-8 raciones):
▪ 140 gramos de tocineta LE CHANDELIER
▪ 30g de aceite de oliva virgen extra
▪ 1,5 kilos de carne de RES bien suave cortada en cuadrados de 5cm aprox.
▪ 2 zanahorias en rodajas
▪ 4 cebolla chalotas en rodajas
▪ 1 cucharadita de sal
▪ 1/4 cucharadita de pimienta
▪ 2 cucharadas de harina
▪ 3 tazas de vino tinto joven
▪ 2 a 3 tazas de caldo de carne
▪ 1 cucharada de pasta de tomate concentrado
▪ 2 dientes de ajo machacado
▪ 1/2 cucharadita de tomillo
▪ una hoja de laurel desmenuzado

PREPARACIÓN
1 Colocar en la cocotte el aceite y sofreir a fuego medio la tocineta hasta que
estén dorados y crujientes, escurrir y reservar.
2 Rehogar en aceite bien caliente la carne junto con el tocino, dorarla y sellarla
bien por todas la superficie (5-7 minutos), sacar y reservar.
3 En la misma grasa, dorar las verduras en rodajas
4 Incorporar la carne dorada a la cocotte con el resto de ingredientes y mezclar
con sal y pimienta.
5 Agregar la harina y rehogar ligeramente.
6 Colocar la cocotte sin tapa en el horno durante 4 minutos, pasado el tiempo
sacar, remover la carne y volver a dejar en el horno otros 4 minutos,
7 Retirar la cocotte del horno, y bajar la temperatura a 160 grados.
8 Añadir el vino y el caldo hasta que la carne quede cubierta, incorporar la pasta
de tomate, el ajo, las hierbas aromáticas y cocinar a fuego lento hasta que
rompa a hervir.
9 Colocar la tapa de la cocotte y colocarla en el tercio inferior del horno
precalentado a 160º (o ajustar la temperatura para que siga hirviendo),
durante 2,5 o 3 horas, ir comprobando, el punto óptimo de cocción será
cuando al pinchar la carne con el tenedor esta se rompa fácilmente por su
ternura.
Retirar la carne, desgrasar la salsa y cocinarla a fuego suave 2 minutos más, debe
quedar una salsa espesa, si hubiera quedado demasiado espesa se puede añadir
una o dos cucharadas de caldo. Al servir la carne, rociar la salsa por encima.
Va muy bien con un puré de papas, una pasta en mantequilla o un arroz.
Buen provecho!

Claudio Dubuis

Lomo relleno de ciruelas

INGREDIENTES PARA 4 A 5 PERSONAS  

  • 1  lomo de cerdo1-1,5 Kg
  • Ciruelas pasas grandes sin hueso
  • 2 cebollas grandes , ajo, apio, zanahoria, laurel, tomillo
  • Aceite, harina, sal y pimienta
  • 1 copa de cognac 1 copa de vino blanco
  • Hilo de coser

PREPARACIÓN

Abrir la cinta de lomo y salpimentar. Deshuesar las ciruelas y rellenarlas, que se vean llenitas. Rellenar el lomo con las ciruelas, ponerlas de dos en dos a todo lo largo del lomo.

Salpimentar el lomo por fuera y atarlo fuerte para que no pierda la forma. Se unta de harina por fuera y se pone en una cazuela, solo con aceite, a fuego vivo, para que coja color por todos los lados. Cuando esté se añade la cebolla en tiras y las verduras y olores, y se deja hacer a fuego lento ½ o ¾ de hora, según el grosor de la cinta, la cazuela tapada.

Temperatura interna que llega a 68 grados y será a punto.

A mitad de cocción se añade el cognac , el vino y se deja hacer dando la vuelta de vez en cuando. Se comprueba si está hecho pinchándolo, pero se recomienda que no esté demasiado hecho.

Una vez cocido  se corta a filetes. Si ha quedado poca salsa se puede añadir un poco mas de vino y de consomé rectificar la  sal.

Se puede comer frío o caliente, Acompañarlo con verduras al vapor, cocidas ... mejor pasadas por mantequilla, sal y pimienta, un momento en una sartén ...

También con puré de papas o un buen arroz de Navidad


Para mas facilidad consigue tu lomo relleno en AUTO MERCADO marca Le Chandelier.  

Que lo puede acompañar con la salsa de uvas y ciruela  de la misma marca, solo tendrá que calentar envuelto en papel aluminio y tendrá la garantía de un plato que le agradará a toda su familia,


¡Buen provecho y feliz Navidad!

¡Un gran abrazo a todos!!


Claudio Dubuis



El famoso cordon blue es un plato que se hace con milanesas de pollo, se aplica el relleno de jamón y queso, se enrollan y luego se empanizan.
Son fritas y se sirven acompaña con vegetales, puré de papas, papas fritas, con arroz o como lo decidan.

COMO HACER EL CORDON BLUE DE POLLO

INGREDIENTES para 4 personas

3/4 kilogramo milanesas de pollo
Queso tipo raclette LE CHAUDRON, 1/4 kilogramo
Jamón rebanado tipo York LE CHANDELIER, 1/4 kilogramo
1/4 taza de harina de trigo
1 huevo batido con una cucharadita de agua
1/2 taza de pan rallado
1/4 taza de mantequilla
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN
Rebanar las milanesas delgadas, golpearlas con un mazo para que se adelgacen en medio de 2 hojas de plástico.
Colocar encima de cada milanesa, el queso raclette con el jamón LE CHANDELIER.
Enrollamos y colocamos un palito para que no se desarme.
La harina la sazonamos con pimienta y sal al gusto y hierbas de provincia su le gusta.
PROCEDEMOS A HACER EL CORDON BLUE DE POLLO
Pasamos la milanesa rellena y enrollada, por la harina, huevo y pan rallado.
Refrigeramos por una horas, cuando lo vamos a cocinar se sacan de la nevera una media hora antes.
Calentamos la mantequilla dos Pinos y algo de aceite de oliva y pasamos las milanesas a la mantequilla.
Cocinamos tapado por unos 7 minutos aproximadamente, volteamos cuando esté listo el cordón blue.
El plato se sirve caliente y se puede acompañar con con arroz y ensalada verde.
Algunos le acostumbra servir con salsa blanca o bechamel o un jugo de carne o de tomate.


TOURNEDO DE PESCADO CON SALSA DE NARANJA Y JENJIBRE

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

PARA EL PESCADO:

  • 1 Kg de TILAPIA O CORVINA en FILETES
  • 250 gms de Tocineta Le Chandelier
  • 40 gms de Mantequilla
  • 100 gms de Almendra rebanada o en hojuela

PARA LA SALSA

  • 1 taza de jugo de naranja
  • 2 cdas de salsa de soja
  • 2 cdas de ketchup
  • 2 cdas de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cdas de azúcar morena
  • 2 cdas al ras de maicena 
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo o rayado

PREPARACIÓN:

  • Cortar los filetes en trozos de similar tamaño (3 o 4 dependiendo del tamaño de los filetes)
  • Envolver los trozos con la tocineta ( Sujetar con un mondadientes si es necesario)
  • Freir en una sartén amplia con la mantequilla.
  • En una olla mediana, a fuego alto, mezclar el jugo de naranja y el vino blanco.
  • Agregar la salsa de soya y los ajos enteros.
  • Añadir el azúcar y la maicena.
  • Agregar el kétchup y bajar a temperatura media.
  • Agregar el jengibre en polvo o rayado.
  • Mezclar bien hasta unificar los ingredientes, procurando que no se formen grumos. Salpimentar al gusto y continuar revolviendo hasta que espese.
  • Retirar del fuego y esperar a que enfríe a temperatura ambiente.
  • Cubrir los filetes con la almendra rebanada y hornear unos minutos para dorar las almendras.
  • Servir la salsa en cada plato y sobre ésta colocar el filete. Puede acompañarse de espárragos, vegetales, arroz o puré.

 

Cualquier consulta adicional, no dude en llamar;

 

Claudio Dubuis


CRÊPES A LA REINA

El termino crep o crepe procede del francés “crêpe” , son los franceses los que se
atribuyen su origen y los que las han extendido por todo el mundo. A mí las crepes me
recuerdan a París, es imposible resistirse a tomarse una crepe con nutella en la calle,
ya que la sirven en multitud de puestos callejeros.

Nosotros hoy les vamos a enseñar cómo hacer crepes paso a paso con su masa básica
y luego les enseñaremos cómo hacer una receta de crepes a la reina muy sencilla.

Cómo hacer crepes

Ingredientes

2 huevos
150 gr de harina
250 ml de leche
1 cucharada de azúcar, solo para las crepas con relleno dulces
30 gr. Mantequilla derretida
1 pizca de sal
Aceite de oliva virgen extra para engrasar la sartén o mantequilla

Elaboración de las crepes

Ponemos en la jarra de la licuadora todos los ingredientes y licuamos muy bien,
debemos tener una mezcla sin grumos. Esta mezcla se puede utilizar en el momento,
pero siempre es aconsejable dejarla reposar en la nevera una hora.

Una vez que ha reposado, mezclamos un poco la jarra con una cuchara, debe tener una
textura de crema líquida algo consistente, si por lo que sea le ha quedado muy espesa
podéis añadir un chorro de leche. Engrasamos una sartén antiadherente con una pizca
de aceite de oliva virgen extra, muy poco. Cuando esté bien caliente añadimos un poco
de masa y movemos la sartén girando para ayudar a que la masa se extienda, cuando
veamos que los bordes comienzan a dorarse le damos la vuelta. Habitualmente esta
primera crep se desecha ya que contiene demasiada grasa y además no queda bien.
Para las siguientes crepes ya no hace falta añadir más aceite, se hacen muy rápido.

Y ahora voy a dar una ideas muy sencillas para servir estas crepes, con un relleno de
pollo a la reina .

Pollo a la reina
2 muslos o dos pechugas según gusto
½ cebolla
¼ kg de champiñones
¼ ltr. de crema dulce de 250 cc
1 cda de harina
1 taza grande de caldo de pollo
sal y pimienta a gusto
gotitas de limón
100 gr. De petit pois

El pollo a la reina es una manera estupenda de cocinar el pollo.
Con ella el pollo queda suave y delicioso, gracias a la maravillosa salsa en la que se
cocina y que le acompaña.

En primer lugar hay que rehogar la cebolla en juliana, cuando la cebolla este
transparente agregar el pollo en filetes y hacer hasta sellar; añadir los champiñones
en cuartos. Cuando los champiñones estén cocidos pero firmes y todo bien caliente
añadir el limón, dejar que se cocina un ratito agregar el harina y poco a poco el caldo,
dejamos reducir. Agregar la crema dulce, los petit pois y dejamos cocer hasta
espesar, momento en que lo vamos a retirar del fuego, sazonar con sal y pimienta y
dejar reposar durante unos minutos antes de servir.

Rellenar las crepas del pollo en salsa, doblar las crepas y servir.

VOL AU VENT DE mariscos

2 personas

Ingredientes:

2 Vol-au-Vent grandes o 4 medianos, los consigue en pastelería

100 grs de filete de corvina u otro pescado similar

100 grs de salmón

100 grs de camarones medianos

100 grs de calamar

6 mejillones

200 grs de champiñones

½ copita de Brandy

¼ de ltro de bechamel

100 grs de crema dulce

sal y pimienta

jugo de limón

Preparación :

En una sartén grande ponga un poco de aceite, agregar los pescados y mariscos  cortados en cubos,  sofreír unos minutos no más, agregar los hongos brandy, la salsa béchamel, y la crema de último.

Cocinar todo junto unos minutos, revisar el sal y pimienta, limón .

Recuerdan que los mariscos se deben de cocinar muy poco para que quedan jugosos.

Calentar los vol au vent en el horno y rellenar con la salsa de mariscos

servir bien caliente.


Ideal para un almuerzo ligero o plato fuerte de un té

M
uchas gracias

Siempre me pueden llamar para mas información


Claudio Dubuis
Chef propietario




Quenelles de pescado salsa de eneldo


Ingredientes quenelle

300 gr de pescado fresco sin espinas
2 huevos
1 ajo
200 gr. de crema de leche
1 cucharita de maicena
Sal, pimienta y nuez moscada

Elaboración quenelle

Con un procesador de alimento .
Hacer un puré con el pescado y los huevos hasta conseguir una masa homogénea.
Incorporar la crema de leche, la maicena, sazonar y enfriar.
Con ayuda de 2 cucharas hacer unas querelles y cocer en el caldo corto a fuego suave
unos 10 minutos.

Salsa

1 cucharada de mantequilla
1 cebolla pequeña, picada fino
115cc de vino blanco
115cc de crema de leche
1 cucharada de eneldo fresco picado
1 cucara de mostaza francesa
sal y pimienta a gusto
hacer la salsa.

Derretir la mantequilla en una sartén a fuego mediano, y rehogar la cebolla picada hasta que esté bien transparente. Añadir el vino blanco, y cocinar a fuego bajito por 10 a 15 minutos. Una vez que la salsa esté bien reducida, agregar la crema de leche, el eneldo picado y la mostaza, calentar pero no sobre cocinar. Salpimentar a gusto y unas gotas de jugo de limón para la acides que va realzar los sabor del eneldo.

Bañar las quenelles con la salsa y servir bien caliente. Si tiene posibilidad de gratinar un poquito, Mejor.


Emincé de Veau Zurichoise
Carne de ternera al estilo de Zurich
Para 4 personas

Ingredientes:

500 gramos de posta de ternera de primera
Una cebolla mediana fina
Una bandeja de hongos frescos
Una caja (250gr) de crema dulce
Sal, pimienta, vino blanco, perejil, gotas de limón

Preparación:

Alistar la ternera en tajaditas muy finas con sal y pimienta. Pasar por poquita harina, saltear en mantequilla y aceite hasta dorar, verter un chorrito de vino blanco para desglacear. Agregar hongos, cebolla y crema dulce.

Dejar cocinar a fuego lento, hasta reducir el líquido, termina con perejil picado para agregar color y unas gotas de limón.

El plato se acompaña con verduras y papas “rosti”, una galleta de papa rayada con cebolla, tocineta, sal y pimienta, típica de Suiza.


La Salsa Meuniere es ideal para acompañar  pescado a la parilla y platos de pescado en general. Te contamos su historia, sus ingredientes y te explicamos cómo hacerla.

Jean-Pierre Meuniere, inventor de esta salsa que nació en 1889 en la bonita villa de Périgueux en Francia, fue movilizado al frente en la Primera Guerra Mundial. Allí se dedicó a cocinar para el general y sus invitados. Se le ocurrió cocinar un plato muy sencillo de lenguado a la plancha con limón. Tuvo que dejar un momento la cocina y le encargó a su joven ayudante que comenzase a poner la mantequilla a fuego, pero el inexperto cocinero, en lugar de  untar la sartén con mantequilla, le echó un gran trozo y una cantidad considerable de limón.

Cuando el señor Meuniere vio el desastre mandó a su cocinero adjunto a pelar patatas aunque decidió aprovechar la salsa para acompañar el pescado a la plancha. Lo curioso es que fue un éxito total y de manera injusta a aquella salsa se la llamó Meuniere. Más tarde Meuniere se haría famoso abriendo el restaurante La Fontaine en la rue des Grands-Augustins. El soldado-cocinero desconocido lamentablemente moriría en el frente un tiempo después de haber logrado su creación.


Ingredientes de la Salsa Meuniere

Estos son los ingredientes que vas a necesitar para la preparación de la Salsa Meuniere:

115 gramos de Mantequilla.

Dos cucharadas de Perejil picado.

Un tercio de taza de Zumo de Limón.

Una cucharadita de Salsa Worcestershire o Salsa Perrins, aquí en Costa Rica seria la salsa Inglesa.

Una pizca de Sal.

Esta es la receta clásica que usted puede mejorar agregando mini tomate, alcaparras, gajitos de limón, unos hongos, hojitas de albahacas, aceitunas, algo de frutas o lo que gusta déjelo a su imaginación.

Pasos de elaboración de la Salsa Meuniere

Y estos son los pasos a seguir si quieres aprender cómo preparar la Salsa Meniere:

Derrite la mantequilla a fuego alto hasta que veas burbujas y alcance un color dorado.

Añade el perejil picado y sofríelo durante 10 segundos.

Vierte el zumo de limón y la salsa Worcestershire o Perrins; deja que se caliente bien la mezcla.

¿Y la trucha que pasó?  Muy simple:  sal, pimienta, pisca de harina si gusta y cocinarla unos minutos de cada lado en mantequilla y aceite de oliva bien caliente.

La trucha con Salsa Meuniere es uno de los platos más famosos y más solicitados  en el restaurante Le Chandelier. ¿Te atreves a cocinarlo? ¿Cuál es tu pescado favorito?
Si te animas y lo acompañas un día con esta magnífica Salsa Meniere no dejes de contárnoslo :)


Claudio Dubuis


Filet de Porc Farci aux noix

Lomo de cerdo relleno de tocino, champiñones y nuez. 


Ingredientes

Porciones: 4

2 lomito de cerdo de 1 kilo

Sal y pimienta al gusto

200 gramos de tocino, picado LE CHANDELIER

2 cebollas picadas

150 gramos de champiñones, picados

150 gramos de nuez de castilla, picada

150 gramos de queso mozzarela

4 cucharadas de aceite de oliva

50 gramos de mantequilla


Modo de preparación

Preparación: 1hora  › Cocción: 25min ›

Coloca el lomito de cerdo sobre una superficie limpia. Presiona firmemente con la palma de tu mano y corta a lo largo, aproximadamente 1 o 2 centímetros de la base. Rebana en forma de mariposa, cuidando de no llegar hasta el otro extremo. Rebana de nuevo en el lado más grueso a fin de formar un rectángulo largo y plano.

Aplana con un aplanador o maso  de carne hasta tener un grosor uniforme. Reservar.

Fríe el tocino a fuego medio hasta que empiece a soltar su grasa. Luego agrega la cebolla y los champiñones, y cocina hasta que la cebolla se vea transparente. Añade 100 gramos de nuez picada y cocina 5 minutos más.

Precalienta el horno a 180 °C.

Extiende el relleno sobre el lado aplanado del lomo con el queso rallado. Enrolla del extremo corto. Ata con hilaza sus dos extremos para que conserve su forma.

No olvide de salpimentar la carne y si tiene algo de romero fresco o tomillo bien venido a la fiesta .

Calienta el muy poco aceite en un sartén grande eso si muy calienet para sellar la carne. Agrega el lomito relleno y sella por todos lados hasta que se vea dorado. Colócalo dentro una fuente de horno (sobre una parrilla) y barniza la superficie con la mantequilla.

Hornea durante 15 minutos según el grosor del lomito.

Se sirve con un jugo de carne livianito, un puré, una pasta, un ratatouille, un buen arroz todo quedara muy bien.


Claudio Dubuis
Chef



Brochette mix grill

 

Ingredientes:

 4 brochettes

 2 pechugas de pollo sin piel.

200 g de  lomito de res.

200 g de lomito de cerdo

1 chorizo pre cocido argentino

1 chorizo pre cocido Español

4 lonjas de tocineta

1 chili dulce rojo, partido por la mitad y sin semillas.

12 champiñones pequeños.

Minis tomates                 

1 cebolla.

200 ml de aceite de maíz.

100 ml de Salsa de Soya

El jugo de 1 limón.

100 ml de vinagre de vino blanco.

¼ cucharadita de Tomillo

Sal y Pimienta Negra Molida

  

Preparación: 

Corte todas las carnes en piezas de igual tamaños y cada chili dulce debe ser más o menos similar al del pollo y la carne). Sazónelos con sal y Pimienta Negra Molida al gusto. A los champiñones quíteles los pies (tronquitos). Corte la cebolla por la mitad y luego en trozos de tamaño similar al de los pimentones.

Mientras tanto, remoja las brochetas en agua, al menos 30 minutos, antes de usarlas, para evitar que se quemen. 

En las brochetas inserte el pollo, carnes chorizo verduras de forma atractiva combinando los colores. Coloque las brochetas en una fuente. Aparte, mezcle el aceite, la salsa de soya, el jugo de limón y vierta la mezcla sobre las brochetas. Tape todo y refrigere mínimo 1 hora, y preferiblemente, durante la noche. Retire las brochetas que dejó macerando y reserve el líquido. 

Regar con el aceite y asar en una parrilla o plancha caliente, dando la vuelta para que se hagan por todos lados y sazonar. Servir con ensalada al gusto.

De MARTES A MARTES (actual)

De MARTES A MARTES (actual)

A petición de nuestros clientes, vuelve De MARTES A MARTES.  Una promoción especial que tiene la finalidad de contribuir a la cultura gastronómica del país, al dar a conocer platos tradicionales de la cocina gourmet francesa y europea de la mejor calidad, a un precio muy accesible.  Asimismo, damos a conocer la historia de su origen, algunos detalles adicionales y por si fuera poco, publicamos la receta para que la practiques en casa y te sientas como un verdadero Chef Gourmet.

Los Martes de cada semana estrenamos un nuevo platillo, sin embargo, puedes pedir los de semanas anteriores siempre y cuando haya disponibilidad.

Le Chandelier te trae esta semana una excepcional TRUCHA AL PAPILLOTE.

Se trata de un hermoso filet de trucha cocido al papillote, sasonado al estilo francés, que viene acompañado de vegetales, y un fabuloso Gazpacho Andaluz que te refrescará este verano. ¡Liviano y refrescante!, ¿cierto?

Como siempre, viene con dos acompañamientos y por si fuera poco, te obsequiamos una copa de Chardonnay, Cabernet Sauvignon, una gaseosa o cerveza. 

Todo esto por sólo 12,500 colones impuestos incluidos sin restricciones de tarjetas u otros.

La receta y los detalles, podrás verlos en pestaña inferior. Genial, ¿No?


Las condiciones son las siguientes:

- Únicamente aplica para los productos promocionados
- Puedes solicitar platos de semanas anteriores (sujeto a disponibilidad)
- No están incluidas entradas, bebidas o postres de ningún tipo. 

- No aplica junto a otras promociones vigentes. 
- Puedes cancelar en efetivo o con cualquier tarjeta de débito o crédito.
- Puedes cambiar la copa de vino por agua o gaseosa.



POLLO MARENGO (El favorito de Napoleón)

HISTORIA


No es nada usual saber en qué fecha se creó un platillo pero de este si se conoce la fecha exacta, el 14 de
junio de 1880. Si algo tenía el emperador francés, Napoleón Bonaparte, era
un hambre tan voraz como sus ansias de expansión militar por Europa. Tanto era
su gusto pantagruélico por comer, que sus biógrafos cuentan que no tardaba más
de 10 minutos en devorar con las manos cualquier delicia preparada por sus
cocineros y, usualmente, debía cambairse de ropa.  De hecho, a él se le atribuyen
múltiples creaciones culinarias como el milhojas, pero la que hoy nos ocupa era
uno de sus favoritos: el pollo a la Marengo.

La invención sucedió durante la batalla contra las tropas austrohúngaras en los
alrededores del pueblo granjero de Marengo, situado en el Piamonte italiano.
Un desafortunado ataque enmigo había destruido las cocinas de campaña
francesas y el chef de Napoleón, Monsieur Durand, se encontraba con un
grave problema: el emperador no había comido en todo el día y a este no le podía
servir cualquier plato.

La única solución para salir del entuerto era mandar a los soldados a granjas
cercanas a buscar todo aquello que los lugareños les pudieran ofrecer. Los
emisarios volvieron con los víveres más dispares: gallinas, champiñones,
cangrejos, ajos, cebollas, vino, aceite y tomates. A Durand no le quedaba otra
opción que improvisar un platillo con todos aquellos ingredientes inusuales, la
necesidad imperaba. Tal era la excelencia de este chef que logró entusiasmar al
famélico Napoleón con el fruto de su rápida creación.

Después de bautizarlo en honor a la batalla ganada, el emperador exigió que el manjar le fuera servido con
frecuencia a partir de entonces. Así, esta forma de cocinar el pollo acabó
convirtiéndose en su nuevo preferido para saciar el apetito.

LA RECETA

Ingredientes:

- 1kg pollo pechugas en trozos o muslo, en Auto Mercado, Pollo de pastoreo
son muchos mejores
- 300gr de camarones decorticados medianos o grande mucho mejores
- 500 g hongos bien limpio y frescos
- 1ltr de buena salsa de tomate casera
- Cebolla 1 Unidad
- Vino blanco 150 ml de buena calidad
- 1 Diente de ajo
- Aceite de oliva 2 cdas.
- Mantequilla 2 cda.
- Sal y Pimienta al gusto
- 2 Hojas de laurel
- 1/2 limon para los camarones el jugo
- 20 g de perejil picado para el final o cebollín si prefiere

Preparación
Corta las pechugas o muslo de pollo en trozos regulares y la cebolla en plumas.
Vierte la mantequilla y aceite de oliva en una sartén para freír el pollo, añadiéndole
sal y pimienta la cebolla junto al ajo y el laurel. Una vez bien doradito puedes
verter el vino y las salsa de tomate y mezclarlo bien y lo cocinas a fuego muy lento
unos 15 o 20 minutos. 

En una sartén aparte fríen los camarones y champiñones con aceite de oliva a
peina unos minutos. Finalmente, sirve el pollo en el centro del plato y encima
los camarones y los hongos , termina con el perejil picado.
Nosotros lo servimos con tallarina en mantequilla, es un platos muy sabroso y
elegante que le hará feliz a su familia o a sus invitados.

Que lo disfruten, para cualquier detalles me puede llamar 2225 3980
Receta e historia de los platos en le Chandelier

Claudio Dubuis


CORDON BLEU DE TERNERA



 LA HISTORIA

Sucedió hace mucho tiempo, mucho antes de la invención de los congelados y del horno microondas. 

En aquella época, no había ni pizzas envueltas en celofán ni lasañas en bandeja. Las personas todavía no comían con cubiertos de plástico ni en platos de papel. Iban al mercado a comprar productos frescos. En casa, utilizaban de leña o a lo mejor a gas y las familias comían todos juntos sentados alrededor de la mesa. 

De eso hace mucho tiempo, en una época en la que ni siquiera existían los refrescos y los niños bebían agua o jugo de frutas de la temporada. 

En Francia, la persona que mejor cocinaba recibía el apodo de cordon bleu. Esta simpática expresión hacía referencia a la cinta azul que llevaban aquellas personas distinguidas con la Orden del Caballero del Espíritu Santo, la más alta distinción de la monarquía, creada por Enrique III. Esta Orden era conocida por sus lujosos banquetes (a los que puso fin la Revolución francesa), pero aún después el nombre cordon bleu siguió utilizándose para designar la excelencia en la cocina. Por aquel entonces, en francés la cinta se llamaba “cordon” y de ahí procede la expresión cordon bleu (cinta azul). 

Un día, uno de esos cocineros excepcionales inventó un medio particularmente delicioso de preparar los escalopes de ternera. 

Un escalope es un filete fino de carne bien aplastado , que normalmente se reboza con mantequilla y pan rallado para que quede crujiente. Los mejores escalopes son los de ternera, que también son los más caros, ya que la ternera es una carne tierna y sabrosa, muy apreciada. 

En lugar de preparar los escalopes directamente en la sartén, como de costumbre, el cocinero tuvo la idea de cubrirlos con una loncha de suculento jamón y un delicioso queso procedente de los Alpes suizos, el Gruyere. A continuación, los dobló por la mitad, los rebozó en pan rallado y los frió en mantequilla, con sal y pimienta. Los sirvió acompañados de una salsa de crema de leche, chalotas y vino blanco. 

Como puedes imaginar, el resultado fue exquisito: la carne tierna del escalope de ternera se deshacía, y esa sensación se veía aumentada por el queso gruyere.  El jamón templado potenciaba el sabor y le daba carácter. Los comensales quedaron encantados. En memoria de este cocinero, que era un cordon bleu, la receta fue bautizada como “escalopes cordon bleu” y se convirtió en un plato tradicional francés que se servía en las grandes ocasiones.

EVOLUCIÓN 

Llegó un día en el que a alguien se le ocurrió preparar directamente los escalopes cordon bleu en las fábricas. El éxito fue inmediato: se dieron cuenta de que se trataba de un plato ideal para dar de comer fácilmente a gran cantidad de gente. El cocinero sólo tenía que abrir el paquete, echar los cordon bleu al fuego y listo. Corría la década de los 80. 

Los escalopes cordon bleu, poco habituales hasta esa época, se convirtieron en un plato básico en los comedores escolares y en los menús baratos de los restaurantes, no sólo de Francia, sino casi del mundo entero. 

“¿Baratos? ¿Cómo puede ser?” 

Pues muy sencillo: la ternera fue sustituida por pollo, luego por pavo y, finalmente, por una pasta hecha a base de carne de todo tipo, muchísimo más barata. Se sustituyó el gruyere, como en la cheeseburger de las cadenas de hamburgueserías, por un líquido pegajoso que recuerda al queso fundido. El jamón fue sustituido también por pavo, cocido con aromas y colorantes que recuerdan al sabor del jamón. Costaba darse cuenta, porque por fuera los cordon bleu seguían teniendo prácticamente la misma apariencia. Y para que la gente tuviera la impresión de estar comiendo algo consistente, los cordon bleu se recubrieron con un pan rallado blando y aceitoso, cada vez más espeso.

 Estas versiones "modernas"  tienen entre un 50 y un 60% de grasa, nervios, huesos, venas, tejidos conjuntivos y cartílagos.  O sea una masa de carnes manipuladas de carnes mecanizadas  rellena de algo que ni es jamón ni es queso….cuidado con todos estas preparaciones” 

Hoy en día, ya no hay ni que poner la sartén al fuego para prepararlos, ya que se pueden calentar directamente en el microondas.  Y para consumirlos basta con no pensar en lo que se ingiere, por ejemplo, viendo el fútbol por la tele mientras se comen.

 

En cuanto a los niños, la mayoría comen hoy en día cordon bleu, sanjacobos, nuggets y todo tipo de variantes industriales desde bien pequeños y no tienen ni la más remota idea de cómo era el plato antes, así que no ven ningún motivo por el que apenarse».

 

Una publicidad curiosa

«Listos en 10 minutos al horno, ¡los cordon bleu de XXX son los cómplices de las mamás!»

 

Esta frase, de gramática dudosa en su versión original francesa, aparece en la publicidad de los cordon bleu de una popular marca francesa.

 

“¡Cómplices de las mamás!”. Con esta mención a la complicidad el fabricante pretende transmitir a las mamás que está de su lado para la buena alimentación de sus hijos. Pero realmente, ¿no es al revés y está haciendo a las mamás cómplices del fabricante dándoles a sus hijos una imitación industrial del cordon bleu que ni tiene ternera, ni gruyere, ni jamón? Da que pensar…

 

LA RECETA 

  1. 6 escalopa de ternera  de tamaño mediano 100 gr, cada una
  2. 6 a 8 lonchas de jamón york. le chandelier
  3. 200 g de queso raclette  cortado en 6 trozos largos.
  4. sal y pimienta.
  5. 2 tazas de pan rallado condimentado
  6. ½ taza de harina para enharinar.
  7. 3-4 huevos, ligeramente batidos con 2 cucharadas de agua.
  8. aceite para freír.

 

Colocamos los filetes  de ternera entre 2 plásticos y golpeamos con un mazo de madera para hacerlos más anchos hasta tener un grosor de ½ cm. Sazonamos con sal y pimienta.

Cubrimos cada filete con una loncha de jamón York Le Chandelier. Colocamos en el centro el queso y rellenar o  enrollamos cada filete, comenzando por el lado más ancho hacia la parte más estrecha. Puede ser en rollo o preferiblemente plano.

Preparamos 3 platos hondos, uno con harina, otro con el huevo mezclado con agua y el último con el pan rallado. Pasamos las pechugas de pollo por la harina, sacudiendo el exceso. Luego por el huevo y finalmente por el pan rallado cubriéndolos completamente (también están deliciosas con pan panko japonés). Metemos los filetes separados unos de otros en el frigorífico durante 1 hora o si los queremos hacer de inmediato los podemos poner un ratito en el congelador.

Calentamos el aceite y freímos los Cordon Bleu hasta que estén dorados. Debido al grosor que cogen no se habrán hecho por dentro por lo que los colocamos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa y luego en una bandeja de horno. Terminamos de cocinar los filetes en horno pre-calentado a 160°C durante 10 minutos o hasta que estén cocidos.

Los podemos servir acompañados de alguna salsa o, como en este caso, de algún tipo de verdura y un buen puré de papas.


FILET DE POISSON À LA FLORENTINE

A la florentina, À la florentine y Alla Fiorentina, en los dos primeros casos la descripción de la receta hace referencia a la composición de un pescado, carne o huevos que se sirven con una cama deespinacas y salsa mornay o bechamel. Para los italianos hace alusión a platos tradicionales de Florencia.

À la florentine conocemos varios términos culinarios de la cocina clásica que dan nombre a los platos por la presencia de un ingrediente en particular, y los que nos quedan por comentar. Hoy vamos a tratar las recetas que reciben como complemento del nombre ‘A la florentina‘ (à la florentine), en principio el otorgado por la cocina francesa, pero hay que saber que en Italia, la denominación ‘alla fiorentina‘ tiene otro significado. 

El ingrediente protagonista de los platos denominados À la florentine son las espinacas, y hay algunas materias primas preferentes a la hora de hacer uso de esta descripción, es decir, si hablamos del ingrediente principal de una receta que se quiera elaborar según la cocina clásica ‘a la florentina’, lo más habitual es el pescado blanco, sobre todo lenguado, carnes blancas como el pollo y huevos.

Otra característica, por ejemplo de los tradicionales Huevos a la florentina o el clásico Lenguado a la florentina, es que se napan con salsa bechamel o salsa mornay. Así, la presentación de una receta con dicha denominación es servir una cama de espinacas, sobre ella el pescado, la carne, los huevos… y cubrir con la salsa mornay o la bechamel.

Se conoce como un clásico de Escoffier el lenguado a la florentina que preparaba con una cama de espinacas cocidas en caldo de pescado y aderezadas con mantequilla, un lenguado entero cocinado también con mantequilla y vino blanco, que antes de emplatar se separa de la espina, y una salsa bechamel enriquecida con el caldo de la elaboración del lenguado. Sobre ésta, un poco de queso rallado y más mantequilla para terminar gratinando en el horno. Una receta apetecible, ¿verdad?

Sirve esta delicia con un buen puré de papas bien cremoso, un clásico que no pasa de moda Ahora bien, de los platos ‘À la florentine‘ a los platos ‘Alla fiorentina‘ hay muchas diferencias, en Italia hace alusión a recetas tradicionales de Florencia, desde la Bistecca alla fiorentina (un bistec que se adoba y se asa a la parrilla), a los callos cocidos en caldo de pollo con verduras y parmesano, el costillar de cerdo cocido a fuego lento o la tortilla con fondos de alcachofa, según explican en el diccionario Larousse Gastronomique. Esta es otra historia …

NUESTRA RECETA

Este platillo es muy fácil de preparar y súper delicioso 

Ingredientes para 4 raciones:

1 kilogramo filete de pescado blanco de su preferencia

200 gramos espinaca fresca cocida

200 mililitros crema de leche

1 chorro vino blanco

Sal y pimienta al gusto

200 gramos queso parmesano rallado

 50 gr de mantequilla con harina para espesar la  salsa ===el roux

Limpiar el pescado y cortar en cuatro filetes y cocinarlo a la plancha.
 

PREPARACIÓN: 

La salsa.

En una sartén vierte la crema de leche agrega el vino blanco, solo un chorro sal pimentar y ligar o espesar con un poquito de mantequilla y harina se llama roux en francés.

Para  emplatar ponga las espinacas salteada en mantequilla con cebolla y poquito ajo en el fondo del plato.
Poner el pescado sobre el espinaca, bañar con la salsa y cubrir con un poco de queso partisano o raclette,  llevar a gratinar por ochos minutos y listo, se puede acompañar con un puré de papas 


De todas las especialidades gastronómicas japonesas tan de moda en el mundo, la
"tempura" es, seguramente, la única que un tico admite sin ninguna prevención. Pero
ojo: la tempura es un plato de origen europeo. Fueron los misioneros portugueses que
llegaron a Japón en la segunda mitad del siglo XVI los introductores, quizás
involuntarios, de esta fritura en los hábitos gastronómicos de los súbditos del Mikado.
Por supuesto, los japoneses llevaban ya mucho tiempo friendo cosas; pero no como
tempura. Por si queda alguien que no la haya probado en estos tiempos de expansión
de la cocina nipona diremos que la tempura consiste en unos fritos que constan, como
es lógico, de dos elementos: un marisco, un pescado o una hortaliza, dentro, y una
capa de pasta de freír, fuera. Su mérito está en llegar a la mesa caliente, sin rastro de
grasa, con la capa exterior dorada, pero casi transparente, crujiente, y el elemento
interno tierno y jugoso. Tiene su técnica, como ustedes comprenderán. Hoy la
tempura es uno de los componentes del que podríamos llamar "carta segura" de la
cocina japonesa en versión para occidentales, junto con el "sashimi", el "sushi" y el
"sukiyaki". Es, como decimos, el más fácilmente comprensible de todos ellos. Su
nombre deriva también de lenguas occidentales. Para unos, vendría del portugués —y
español— "templo", en trascripción fonética al japonés; los japoneses, a diferencia de
lo que suelen creer sus imitadores, tienen dificultades para pronunciar la "ele", que
pasa a ser una "erre" suave, como la nuestra en, por ejemplo, "cara". Así que el paso de
"templo" a "tempura" no es nada complicado. Otros lo hacen derivar directamente de
la palabra latina "tempora", que vale por "tiempos": "Ad tempora Cuaresmae", en
tiempos de Cuaresma. De tempora a tempura no hay más que un paso; tempora, en
latín, es esdrújula; y tempura, en japonés, es a un tiempo esdrújula y aguda, y debe
pronunciarse como "témpurá", y no, como es habitual, como palabra grave, con acento
fonético en la sílaba intermedia. Los japoneses veían que los portugueses comían
pescado los viernes, y también, claro, en tiempos de Cuaresma, de modo que
identificaron la nueva preparación con acontecimientos religiosos y le dieron un
nombre relacionado con ellos. En Japón, y en Europa, se hace tempura con muchas
cosas: camarones, langostinos, vieiras, calamares, congrio, berenjenas, pimientos,
cebolletas, espárragos... Pero no todo lo que se llama tempura lo es: muchas veces se
trata de rebozados corrientes y pesados. No es eso. No son lo mismo unos rebosados
de camarón que un camarón tempura. Lo importante, lo que marca la diferencia, es la
confección del batido. No es nada complicado; si acaso, requiere, como casi todo en la
cocina, "mano" para que salga perfecta y no como una especie de engrudo, cosa más
habitual de lo que parece. No olviden ese aspecto semitransparente, que debe dejar
entrever al menos el color de lo que hay dentro; la pasta debe contener no pocas
burbujas de aire.

.
******************
Receta de masa orly o pasta para freir (calamares, pescado, camarones, verduras, etc.
Personas: 6 Tiempo: 30 m + reposo
Ingredientes
 filete de pescado de ración
 200 gr. de maicena
 200 gr. de harina de trigo
 250 ml. de cerveza

 250 ml. de agua con gas
 Sal
 Pimienta blanca molida
 2 huevos entero (**)
 4 claras de huevo batida (***)
Elaboración
En un gran bol, tamizar la harina, esto es pasarla a través de un colador o un tamiz.
Hacer un agujero en el medio de la harina y echar dentro el huevo entero y la sal.
Romper la yema y mezclar poco a poco con la harina utilizando una cuchara de
madera.
Incorporar poco a poco la cerveza o el agua con gas y batir ahora con unas varillas.
Cubrir la masa con el aceite para que no se reseque y dejarla reposar al menos 30
minutos.
Una vez que la masa ha reposado, montar las 3 claras de huevo a punto de nieve a
mano o con unas varillas eléctricas.
Mezclar el aceite con la masa.
Añadir ⅓ de las claras a punto de nieve y mezclar.
Incorporar el resto de las claras a punto de nieve en dos veces, realizando
movimientos envolventes con una espátula, de abajo a arriba.
La masa orly ya está lista para ser usada. Para freír con la masa orly se sumerge en ella
los ingredientes y se pasan directamente a una sartén o freidora con abundante aceite
de oliva bien caliente, pero sin que llegue a humea, entre 160 y 170 ºC. Se fríe hasta
que se dore por todos lados, dándole la vuelta si fuera necesario y se deja reposar un
momento sobre papel absorbente para que pierda el exceso de aceite.
Sugerencias, trucos y consejos
(*) La cerveza y el agua con gas se pueden sustituir por agua mineral y 1 cucharadita
de levadura química o levadura de panadería.
(**) La masa orly también puede prepararse sin huevo.
(***) Las claras de huevo son opcionales, aunque les darán un toque aún más
esponjoso.
No hay que batir en exceso para que no quede un rebozado gomoso. Tampoco es
necesario acabar con todos los grumos.
¡Ojo! La masa orly no es el único secreto. Para conseguir una fritura correcta, es
importante que el aceite esté bien caliente160 170 grado y sobre todo limpio.
Los ingredientes que vayas a rebozar tienen que estar bien secos, de lo contrario se
podrían producir proyecciones del aceite caliente.
Puedes añadir otras especias como curry, cúrcuma, hierbas de provincia para darle un
toque de color y sabor al rebozado.

LE COULIBIAC DE SAUMON 




El coulibiac de salmón es una receta de origen ruso. Entre sus ingredientes, nunca faltan el salmón fresco junto con arroz cocido, espinacas, hongos, huevos, cebolla, crema…, y todo cubierto por hojaldre o pasta filo . Este plato se prepara también con frecuencia en muchos países centroeuropeos.

Este plato parece ser que era muy cotizado, muy apreciado en la Rusia imperial y se solía hacer tanto con salmón como con lucio. El nombre viene de la palabra rusa “kulebjaka”, que procede del alemán “kohlgeback”, que hace referencia a un pastel similar pero en el que se utiliza col, preparación que se sigue realizando en la actualidad.

Como muchos de los platos rusos es muy energético dada la mezcla de hojaldre y arroz. Combina magníficamente con una salsa de natilla agria o de mostaza.

Este plato encantó al gran cocinero francés Escoffier, que lo introdujo en su carta. Por eso que hoy en Paris lo encontramos en los mejores restaurantes.

El coulibiac es un plato relativamente sencillo de hacer para cualquier celebración, además de vistoso.

Pastel de salmón ruso (Coulibiac)

Ingredientes:

2 raciones
2 lomos de salmón rosado fresco 2 veces 200gr.
200 g de espinacas
80 g de hongos
1 cebolla
1 diente de ajo
crema dulce para cocinar
1 nuez de mantequilla
1 huevo para pintar
1 lámina de hojaldre o pasta filo mas liviana y se cocina mas rapido
Sal
Pimienta negra molida

Preparación:

Ponemos en una sartén la nuez de mantequilla para que se derrita a fuego medio, una vez derretida añadimos la cebolla el ajo y sofreímos. Cuando la cebolla esté aun a medio hacer, añadimos los hongos en trozos pequemos y salpimentamos.

Añadimos las espinacas frescas al sofrito anterior y dejamos todo juntos hasta que se deshidraten y comiencen a saltearse. Una vez que tenemos las verduras, le añadimos la crema y vamos dando unas vueltas hasta que adquiera una consistencia cremosa.

Extendemos la lámina de hojaldre y para formar cada paquete, ponemos: En la base las verduras con la
crema reducida y fría, el arroz , sobre éstas el lomo de salmón fresco salpimentado.
Cerramos el hojaldre presionando bien los bordes para que se queden bien sellados y no se salgan los ingredientes durante el horneado. Con el hojaldre restante podemos hacer una lámina decorada para colocar por encima y dar una mejor presentación.

Pintamos con huevo y horneamos a 200ºC durante unos 20-30 minutos según el grosor del trozo de salmón . Debe quedar dorado, pero cuidado con no quemarse o hacer demasiado el salmón porque quedará reseco.

En Rusia le agregan huevos cocidos dentro de la preparación y una cama de arroz.


Claudio Dubuis



RIZ CASIMIR (Plato de arroz con pollo al curry suizo)





Las recetas de nuestros padres: Riz Casimir, el pollo al curry suizo


Cuando me puse a pensar en el plato que iba a preparar para nuestro especial homenaje a las recetas de nuestros padres, tardé poco en decidirme. Mi padre solo cocina en casa cuando mi madre no está -entonces suelen ser huevos o pasta- o en ocasiones especiales, y su repertorio se basa en los recuerdos de su infancia y juventud. El Riz Casimir es un plato típicamente suizo muy tradicional en cada hogar y también en restaurantes. Pero, ¿qué tiene que ver un pollo al curry con Suiza?

La historia del Riz Casimir es curiosa, porque es relativamente reciente aunque se haya asentado en la cultura gastronómica suiza. Ueli Prager, el fundador de Möven Pick, vivió de joven en Londres donde descubrió la cocina india. Quedó prendado de las especias de curry y los platos con arroz, creando su propia receta que llevaría a Suiza con gran éxito. Como la fruta exótica fresca era difícil de encontrar se usaba fruta en almíbar, algo que siguen repitiendo los suizos hoy en día por nostalgia.


Ingredientes para 4 personas

300 g de arroz largo tipo basmati,

600 g de pechuga de pollo,

1 cebolla,

4 cucharadas de mezcla de especias para curry,

1 cucharada de harina,

1 buen puñado de pasas de Corinto,

250-300 ml de caldo de pollo,

200 ml de crema dulce ligera de cocina,

piña fresca o en almíbar,

2 bananos no muy maduros,

melocotón en almíbar (opcional),

almendra laminada,

cebollino,

sal, pimienta negra

y aceite de oliva virgen extra.


Preparación

Hay muchas variantes de esta receta tradicional y en cada casa tienen su toque particular. Yo he recreado la versión de mi padre, la que recuerda de su casa cuando era niño, adaptándola un poco a mi gusto personal. Se puede añadir pimiento rojo a la salsa e incluso manzana, y en lugar de fruta fresca también se puede usar en almíbar. Mi padre aún lo prepara con piña y melocotón en almíbar, le trae muy buenos recuerdos.

Cortar el pollo en cubos del tamaño de un bocado. Salpimentar y mezclar con una cucharada de curry. Calentar un poco de aceite en una sartén amplia y dorar la carne unos minutos. Retirar a un plato y reservar.

Cocer el arroz hasta dejarlo al dente.

Picar la cebolla fina y pocharla con un poco de sal en la misma sartén. Agregar el resto del curry y las pasas, y cocinar un minuto. Añadir la harina y remover rápidamente para integrarla. Echar el caldo y cocinar unos 5 minutos o hasta que empiece a espesar. Devolver el pollo a la sartén y echar la crema.

Salpimentar y remover para integrarlo todo bien. Cocinar a fuego lento unos 10 minutos hasta que la salsa reduzca y espese. Corregir el nivel de líquido al gusto. Aparte, dorar con un poco de mantequilla los banaos y la piña, si es natural. Se puede cortar en tacos o, como yo prefiero, longitudinalmente, obteniendo dos unidades de cada plátano.

En Suiza ponemos en un molde circular el arroz en el plato rellenamos del pollo en salsa curry y ponemos las frutas alrededor simplemente una delicia .


TODO SOBRE EL CURRY

¿Que es un Curry?:

 

Es una mezcla de especias  que en occidente llamamos curry y en la India denominan “Masala”. Hay miles de mezclas, depende de cada región, de los ingredientes que se tiene a mano, de cada casa y de cada cocinero.

Las más celebradas son “garam masala” que está presente en miles de platos, la “masala de Madrás” que es el origen del reconocido “curry ingles”, muy amarillo y mucho más suave que el original y que los ingleses adaptaron a su gusto, la masala o curry “tandoori”  que se utiliza para los platos que se cocinan en un horno circular con el mismo nombre y que lo encontramos en el mercado con tres intensidades, suave, medio y fuerte, la masala “vándalo” intensa y picante que proviene de Goa y muchas más, la lista sería interminable.

El curry también es  un guiso elaborado a fuego lento y aromatizado con una serie de especias  que como hemos señalado se llaman masalas y que se seleccionan especialmente para cada elaboración, es una salsa sin harina.

Tiene su origen en la India pero se cocina por todo Oriente con distintos toques y matices, en Vietnam, Camboya o Tailandia son mas afrutados y cítricos, más suaves y cremosos, en la India son intensos y fuertes, súper picantes difícilmente soportables para nuestros paladares por lo que los hemos adaptados. De las cantidades de especias que te marca  una receta hindú debes poner la tercera o cuarta parte si no quieres morir en el intento y acabar con tu rico curry en la basura.

Debemos su gran implantación en Europa a los Ingleses, grandes colonizadores de la India que lo adoptaron como plato nacional. La palabra Curry  es un derivado de kari, ‘salsa’ en támil.


¿Cómo hacer un curry?

 

1º.- Lo primero es elegir un recipiente adecuado, para los pescados será una cacerola alargada y baja, que no queden los trozos de pescado unos encima de otros, para los currys caldosos una profunda. Es aconsejable el barro o cacerolas con base gruesa para que no se quemen las especias.

2º.- Lo segundo es elegir el ingrediente principal: carne, pollo, pescado, verduras.

3º.- Lo tercero es elaborar la base de  nuestra salsa de curry:

–        Decidir la grasa – en la India siempre  se ha utilizado una mantequilla que se llama GHEE, pero en la actualidad para aligerar el plato se utiliza más el aceite de  sésamo, de cacahuete o de girasol. Nosotros utilizaremos nuestro riquísimo aceite de oliva en su versión más suave, una arbequina mediterránea, un empeltre  aragonés o morisca de Extremadura serán perfectas para acompañar este rico plato.

–       Seleccionar las especias que vamos a usar será la clave del resultado final.

También es importante el orden de utilización, su elaboración y las cantidades  que tienen que guardar una relación proporcional. A este menester los hindús lo denominan BHUNA, esta palabra recoge la importancia de rehogar las especias, bien solas o mezcladas con los ingredientes principales, removiéndolas para que estén en contacto con el aceite y suelten todo su perfume.

–        Elegir el espesante de la salsa, que nos dará la textura  deseada, podemos utilizar yogur, leche de coco, cebolla, frutos secos y semillas, crema o nata (malai) o lentejas.

–        Escoger la especia o el ingrediente  apropiado para dar el color elegido a nuestro curry:

Rojo –   guindilla Kashmiri o  tomates.

Amarillo – cúrcuma y azafrán.

Rosa  – yogur con tomate.

Verde  – Hojas de cilantro frescas y en gran cantidad.

Marrón  – Garam masala, cebolla muy pochada o cilantro en polvo.

–      Agregar el punto agrio:

Un curry que se precie tiene que llevar algo agrio que suavice a las tremendas guindillas o el dulzor de la cebolla. Para este fin utilizaremos tomate, yogur, vinagre, pulpa de tamarindo, lima o mango, kokun que es el fruto procedente de un árbol tropical originario  de las regiones costeras occidentales del sur de la India, es muy difícil de cultivar. Tiene un fruto redondo con 5/8 semillas, de color purpura que se recoge maduro y se deja secar al sol.

4º.- Cocinar el curry: Para obtener un buen resultado es conveniente cortar las verduras  y preparar todo antes de empezar a cocinar vamos a utilizar tantos ingredientes que es mejor estar organizados. Los pasos a seguir serán los siguientes:

  1. a)  Calentar el aceite y dorar las especias que vamos a utilizar.
  2. b) Pochar la cebolla hasta que este tostada, añadir el ajo y el jengibre.
  3. c) Incorporar  los ingredientes principales y  las especies que restan
  4. d)  Agregar el espesante elegido (yogur, leche de coco, tamarindo…).
  5. e)  Incorporar caldo o agua, tapar y cocinar.

Especias esenciales para un buen curry:

*Por su sabor: cilantro en grano y en polvo, Cúrcuma, chile picante,  canela, comino, clavos de olor, mostaza en grano, pimienta.

*Por su aroma: cardamomo verde y negro, anís estrellado, macis, azafrán, nuez moscada.

*Especies frescas y hierbas: jengibre, ajo, hojas de curry, hojas de cilantro fresco, menta, eneldo.

*Guindillas: frescas, secas y en polvo. Se usa mucha la guindilla kashmiri ya que pica poco y tiene un gran poder colorante.


Masalas o mezclas de especias más conocidas:

–          Garam masala – es la mezcla más conocida, su composición básica es canela, nuez moscada, clavo, cardamomo, cúrcuma, cilantro, clavo,  pimienta negra, sésamo, esta mezcla es muy personal, cada cocinero le da su toque.

–          Tandoori – Es una mezcla asociada a la elaboración de la comida en unos  hornos circulares llamados “tandoori”, Hay tres versiones, suave, media y fuerte.

–          Curry inglés – es la mezcla de especias que se utilizan en Europa, es una derivación de la Masala de Madrás, es más suave y de color amarillo intenso. Incluye gran número de especias como cúrcuma, cardamomo, canela, clavo, comino, oct.  Hay cientos de mezclas. Y esto es solo una pequeña aproximación.

 




HISTORIA DE LA HAMBURGUESA

Esta es una de las tantas historias sobre el nacimiento de la hamburguesa.
La hamburguesa es el nombre que recibe un plato de comida conformado normalmente por dos panes en 
cuyo interior se encuentra un filete de carne molida. A esta mezcla básica pueden agregarse ingredientes como lechuga, queso, tomate, cebolla, tocineta o salsas de distintos tipos. Pese a su probable origen alemán en la ciudad de Hamburgo, la hamburguesa, tal y como hoy la conocemos, hace parte de la cultura gastronómica de Estados Unidos, siendo uno de los alimentos más característicos de la comida rápida de este
país.

Los orígenes de la hamburguesa se remontan al imperio Romano entre el siglo IV o V, cuando Marco Gavio
Apicio dedicó un apartado de su libro culinario, De re coquinaria, a explicar las instrucciones para crear una Isicia Omentata, alimento que guarda gran parentesco con la hamburguesa. Se cree que esta era popular entre las fuerzas armadas de Roma debido a que era fácil de preparar y transportar. De esta misma índole, se tiene registro de alimentos parecidos entre las tropas de los mongoles. Estos solían introducir filetes de carne de camello o de caballo debajo de las sillas de sus monturas para obtener una carne molida y cocinada por la temperatura de los animales cabalgados. Como se puede apreciar, el uso era el mismo que el de la Isicia Omentata, pues se trataba de un alimento pensado para las largas travesías de la guerra. Pese a que esta receta mongola se extendió por gran parte de oriente debido a las incursiones de Gengis Kan, y a que fue documentada por Marco Polo, no fue sino hasta el siglo XIX en que esta apareció en occidente con el nombre de filete tártaro.

Más allá de estos antecedentes relacionados con la guerra y el nomadismo, en el siglo XIX y el XX aparecieron 
platillos similares en Europa. Así, tenemos el carpaccio en Italia y el Mett y el Labskaus en Alemania; aunque con la diferencia de que en estos casos la carne se servía cruda. Por su parte, Hannah Glasse habla en el siglo XVIII, en su libro Art of Cookery, de la Hamburgh Sausage, una salchicha elaborada con diferentes especias como ajo, sal, nuez moscada, pimienta negra o clavo, que se servía junto con una tostada. En este mismo siglo, también se tiene conocimiento de que el aristócrata de origen inglés, John Montagu, IV Conde de Sandwich, usaba el pan para introducir en él otros alimentos. Esto le servía para desempeñarse en sus partidas de cartas y comer al mismo tiempo sin ensuciarse las manos. Sin embargo, pese a que haya sido John Montagu quien le haya dado el nombre con el que hoy lo conocemos, muchas culturas aseguran haber inventado el emparedado antes.

En las múltiples conquistas que, como mencionábamos antes, ejecutaron los mongoles, estos llegaron a Rusia; 
y con ello llevaron el filete tártaro al país. Los rusos, a su vez, llevaron la receta al puerto alemán de Hamburgo, que para el siglo XVII había cobrado vital importancia debido a su gran confluencia de mercaderes y a los transatlánticos a vapor que salían de sus muelles con destino al puerto estadounidense de Nueva York.  Conociendo ya la receta del filete de carne cocida, y debido al gran tráfico de inmigrantes europeos que llegaban a la ciudad, los cocineros de Nueva York comenzaron a preparar el filete en sus restaurantes bajo el nombre de Filete de Hamburgo (Hamburger Steak) para recibir a los recién llegados con un plato que les fuera familiar. Pese a que al comienzo el precio de este filete era elevado, dado que iba dirigido a aquellos que podían costearse un transatlántico, el Hamburger Steak cobró gran popularidad entre todo el público gracias a su fácil preparación y a que su precio fue haciéndose cada vez más favorable. Finalmente, el nombre fue reemplazado por el de simplemente Burger en inglés para identificar los distintos tipos de hamburguesas que aparecerían una vez el filete fuera introducido dentro de dos panes. Así, nacieron la hamburguesa con tocino (Baconburger) y la hamburguesa con queso (Cheeseburger), entre otras.

Aun cuando el origen alemán es el más aceptado, hay quienes aseguran que la hamburguesa nació en América gracias a los colonos. Lo cierto es que todas las hipótesis arrojan un intervalo de tiempo en que la hamburguesa nació tal y como hoy la conocemos. Este va desde 1885 a 1904, tiempo en que comenzó a venderse en pequeños puestos ambulantes dentro de los parques de atracciones, las ferias, los circos y demás eventos multitudinarios. Sobre la pregunta de quién introdujo los dos panes a la fórmula del Hamburger Steak, se sostienen varios candidatos, siendo dos los más conocidos. Charlie Nagreen, quien vendía el filete de Hamburgo en el festival Outagamie County Fair, aseguró haber introducido los filetes entre panes para que las personas pudieran disfrutarlo mientras paseaban por el festival. El otro candidato, Fletcher Davis, conocido como Old Dave, tenía una venta de sándwiches de carne picada en la Exposición Universal de San Luis.


Churrasco Burger

Hamburguesa de Lomito
¿Te gustan las hamburguesas? Te presento otra alternativa que te dejará con deseos de repetirlas cada vez que tengas deseos de asar a la parrilla o a la plancha. Siempre que puedo procuro prepararlas con distintas combinaciones

Ingredientes 4 pers.

4 filetes de lomito 200g. cada uno
Sal y pimienta al gusto
4 rebanadas de queso, el de tu preferencia
8 rebanadas de tocineta le Chandelier
4 panes estilo chapata
2 pimiento morrón asado
Salsa chimichurri, opcional
Lechuga, tomate, cebolla, pepinillo,
Queso suizo
Salsa mayonesa arreglada

Instrucciones


Condimenta los filetes con sal y pimienta.
Un poco de aceite de oliva sobre una plancha de acero.

Asa los filetes a la plancha aproximadamente 5 minutos por cada lado o hasta que estén cocidos a tu gusto.
Sobre el pan chapata ligeramente tostado, ponga salsa mayonesa arreglada con pepinillos y pimiento morrón asado, unas rodajas de tomate, cebolla moradas, lechuga, la carne, el queso, la tocineta bien tostada, para finalizar la tapa del pan.
Lo servimos con papas fritas, ensalada mixta y una copa de vino.

Lomito Wellington de res


INGREDIENTES para 1 porción individual

200 g. de lomito de res

100 g. de hongos

2 rebanadas finas de tocineta Le Chandelier

¼ pate de hígado Le Chandelier

100 g. hojaldre extendido bien fino

1 huevo

PREPARACIÓN

Freír el lomito envuelto en tocineta, dejarlo bien crudito,

Freír los hongos y la cebolla y picar muy fino agregar el pate de hígado Le Chandelier

En la pasta de hojaldre extendemos los hongos y ponemos el lomito encima.

Enrollar todo,

Pintar el hojaldre con huevo y lo horneamos dependiendo de como nos guste la cocción.


¿Conoces el origen del solomillo Wellington?

Existen distintas teorías sobre cómo nació la idea de dar el nombre a este plato, aunque todavía ninguna de ellas ha sabido imponerse de forma definitiva sobre la otra. Con visitar un par de países podríamos confirmar esta máxima.


Un poco de historia

Muchos hablan de Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, como el inventor de la receta. Si bien es un dato que no se puede afirmar, sí que parece que la primera vez que este plato toma protagonismo es gracias a él. Su decisiva brillantez en la victoria contra el ejército francés en España durante la Guerra de la Independencia y su posterior pugna con Napoleón en la decisiva batalla de Waterloo parecen ser las razones por las que esta receta recibe su nombre.

El primer duque de Wellington aporta el apellido a esta receta tras las victorias en la Guerra de la Independencia y en Waterloo

Nada se sabe con certeza, pero todo parece indicar que el duque de Wellington no era un gran aficionado a la cocina, pero lo que sí podemos confirmar es que tanto en sus campañas como en las recepciones que daba en su residencia en Londres, esta peculiar forma de presentar el lomito era muy habitual en él. Su sofisticada presencia era muy del gusto del duque.

La versión francesa es muy diferente

Es evidente que muchos de los ingredientes que forman parte de la elaboración de este plato parecen tener un denominador común: la cocina francesa. En primer lugar, por la aparición del foie-gras, producto muy ligado a este país, así como por la utilización del hojaldre, un elemento que fue redescubierto a mediados del siglo XVIII en Francia.

Por si esto fuera poco, el lomito Wellington sigue sin ser reconocido en el país galo. Prueba de ello es que en las cartas de los diferentes restaurantes que los ofrecen lo conocen como filete de 'boeuf en croûte', es decir, lomito de res en costra. Una manera muy elegante de seguir reclamando y reivindicando la receta como propia de Francia.



Trucha en papillote y gazpacho Andaluz

Usamos unas hojas de papel de aluminio para cocinar una trucha o salmón al horno. El aluminio nos ayuda a conservar los jugos naturales dando lugar a un plato sabroso y jugoso.

Cómo se hace Trucha en papillote
Precalentamos el horno a 180 grados.
Cortamos trozos de papel de aluminio de tamaño suficiente para envolver completamente las piezas de salmón que vamos a cocinar. En mitad de cada papel ponemos los filetes de truchas. Luego, sobre cada trozo de pescado ponemos un chorrito de aceite, unas ramitas de romero, pimienta en grano o molida, una rueda de tomate otra de cebolla un poco de ajo en polvo, albahacas en hojas, un chorrito de vino blanco, pimienta y sal al gusto. También es buena idea añadir un chorrito de limón natural.
Luego envolvemos cada filete de truchas con el aluminio de la forma más hermética posible. Pero debemos intentar dejar algo de espacio para que circule el vapor y el salmón se haga de forma uniforme.
Metemos los "paquetes" de salmón en el horno y cocinamos de 10 a 20 minutos, depende del tamaño del salmón y del gusto de cada cual, pero no se debe cocinar demasiado.

Ingredientes de la Trucha en papillote

Filetes de truchas limpia sin espina y sin piel {o cualquier pescado mariscos como salmón, corvina, tilapia, camarones o langostas}
Romero
Cebolla
tomate
Ajo
Albahaca
Vino blanco
Limón
Aceite de oliva
Sal pimienta
-Papel encerado o papel de aluminio también puede ser bolsa de cocción plástica que son modernas y muy prácticas.
Si gusta un ají amarillo,  jalapeño o cualquier ingrediente que le aporte sabor y color a su plato, pruebe también agregando mozzarella.
Para el BBQ del domingo ponga estos paquetitos a la parrilla será algo muy diferente y divertido.

¡El papillote... una técnica muy sana!

Papillote es una técnica culinaria de origen francés, (les cuento ya de inicio que no pude encontrar el significado de la palabra ni su etimología) La intención de esta técnica es que los alimentos se cocinen en su propio jugo y con el vapor que desprenden, el objetivo es que los alimentos cocinados así, conserven mejor el aroma, el sabor y los nutrientes tan beneficiosos para nuestra salud...
Pero ¿en qué consiste exactamente? el papillote no es más que una técnica que se basa en envolver los alimentos en papel de horno, aluminio, hojas de parra, lechugas o usando imaginación también se puede usar la hoja de plátano, (está le aporta un sabor muy especial a la comida) formando un paquete bien cerrado
herméticamente, y someterlos a una cocción corta en el horno a una temperatura de 180º. Así, los ingredientes se cuecen en su propio jugo por lo que conservan casi intactos todos los nutrientes y vitaminas.

Esta técnica resulta altamente recomendable para aquellas personas que siguen dietas con poca grasa, es ideal para las dietas hipocalóricas, dado el escaso uso de grasas o salsas; facilita la digestión.
Los alimentos mantienen mejor la humedad, están más tiernos y se consigue una gran intensidad de sabor y aroma a diferencia de los que están hervidos. Y a comparación de los que se cocinan al vapor, los cocinados en papillote son más sabrosos por que se cocinan en sus propios jugos y sus aromas están más concentrados en un pequeño espacio sin escaparse, ya que no tiene posibilidad de volatizarse.
Es una técnica que resulta fácil y rápida por lo que está al alcance de todos los cocineros, hasta los menos experimentados.

Los alimentos más comunes que se cocina en esta técnica son el pescado como el salmón, lenguado, trucha, merluza, pero también se suelen cocinar verduras de sabor fuerte, como brócoli o coliflor, cebollas, ajos, algún marisco como los mejillones, Vieiras, langostinos y bogavantes, algunas carnes blancas como filetes de pollo y pavo, chuletillas de cordero, son algunos de los alimentos más utilizados. Asimismo, esta técnica también es útil para cocinar manzana, pera y ensalada de frutas (teniendo en cuenta que todas sean de igual o similar dureza) y que el tipo de corte empleado sea el mismo.

Y ¿cómo se hace? Hay que poner los alimentos en el envoltorio que hayamos escogido teniendo consideración en el tamaño de los ingredientes a cocer para que todos estén en su punto (evitando que unos queden duros y otros pasados). Lo ideal es que todos necesiten el mismo tiempo de cocción para así obtener un resultadoóptimo. En este sentido, si se trata de comida tierna bastará con hacer trozos pequeños. Si los alimentos son más duros es conveniente aplicar otra técnica de cocción que se le adecue al alimento antes de mezclarlos con el resto de ingredientes. Los alimentos demasiado blandos es mejor evitarlos en este tipo de cocción, pues podrían deshacerse por la temperatura del papillote.
La temperatura ha de ser constante, siendo la más apropiada 180º, el envoltorio debe hincharse completamente esta es señal de que está en su punto, regularmente el tiempo de cocción puede oscilar entre los 10 y los 30 minutos en la mayoría de las preparaciones.
Es importante tener en cuenta que una vez cerrado el paquete no se puede abrir hasta la finalización de la cocción si no se perderían los vapores.
¡¡Espero les haya gustado la explicación de esta técnica y a utilizarla mas en casa!! que es practica, rápida y muy sana! E importante no ensucia ni el horno ni la cocina.

¿Cuál es el origen del gazpacho?
Curiosidades, anécdotas y respuestas asombrosas a preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez.
Tomate, pimiento, pepino, ajo, sal, aceite, vinagre y agua. Y para espesar, un poco de pan. ¿Les suena? Con esos ingredientes es fácil identificar la receta del gazpacho, el plato veraniego por excelencia.
Esta sopa fría tiene un origen incierto y, según los expertos, muy antiguo. En la Roma Clásica ya se consumía una pasta elaborada con aceite, pan, sal y ajos machacados, que a veces se aligeraba con vinagre y agua. Ese ‘salmorium’ podría estar detrás del actual gazpacho.
Un plato similar (pan desmigado, aceite de oliva y vinagre) fue el alimento principal de los campesinos del sur de la península ibérica durante siglos. Nutritivo, barato y refrescante, su importante valor calórico ayudaba a realizar las duras tareas del campo.
Sin embargo, la receta actual está protagonizada por ingredientes que llevan relativamente poco tiempo en Europa. El tomate y el pimiento solo llegaron al continente tras la conquista de América, en 1492. Y todavía pasaron varios siglos hasta que ambos se incorporaron a la sopa fría que hoy conocemos como gazpacho.
Las primeras noticias de la introducción del tomate en la receta del gazpacho datan del siglo XIX, por lo que, en realidad, el plato es una combinación de raíces antiguas, pero con un resultado de lo más moderno.

De lo que no hay duda es de que el gazpacho, refrescante y nutritivo, es perfecto para alimentarse cuando
llegan los calores veraniegos.